sábado, 26 de julio de 2008

Mejor maldita que huevona

Yo siempre quise ser la mujer más importante en la vida de los muchachos que estuvieron a mi lado. Esa mujer que ellos adoraran y no pudieran olvidar. Por eso, inconscientemente, busqué a hombres que tuvieran en un altar a una mujer (no la mamá, claro).

Y las cagué. Porque todos ellos tuvieron en su mente a su ex. O a una mejor amiga. Ja. Pero fueron "hombres correctos en el momento y lugar equivocado", porque esa es la verdad. No eran malos: yo era la estúpida.

Yo fui la ex buena amiga. La que nunca debió ser polola. La que no le causaría celos a la siguiente porque es ingenua y no molesta. Pero en estos casi dos años de soltería he aprendido que el pasado es pasado y que, antes de temer que lo malo se devuelva, es mejor temer las profundidades a las cuales una puede llevarse. Y dejarse caer o darle la oportunidad a otros para que te hundan es IMPERDONABLE, damas.

Es mejor quedar como maldita que como huevona, porque al menos la primera puede defenderse y decir que "exageran, sólo tuve más carácter que él", pero la segunda no tiene buenas excusas.


Mil Diez


2 comentarios:

XXX dijo...

Entretenídisimo el blog, me gustó mucho.
Saludos

gatita lulú dijo...

Ya, tú las cagaste... pero ellos? Detesto a esos idiotas que pasan mirándose el ombligo y quieren que una más encima les resuelva sus problemas.
No tendrían en la cabeza a la mamá, pero te hacían actuar como si lo fueras.
Igual, si aprendiste la lección no importa.

Besossssssssss

 
Template by suckmylolly.com : header image font "Beauties by Bill Ward"