miércoles, 9 de junio de 2010

Él, la guinda de la torta

Estimados, tenemos el agrado de dejarlos con una nueva colaboración de una de nuestras lectoras, esperamos que les guste.
Hemos tenido poco tiempo para actualizar, pero seguimos recibiendo sus colaboraciones e historias en el correo soy.la.ex@gmail.com, solo les pedimos que nos tengan paciencia.
_________
Mis zapatos buscan cada hoja rojiza en el suelo del atardecer. Las hojas crujen como lo han hecho por años, siempre con el mismo suave estruendor de un retazo de vida que acaba. Recuerdo cómo me tomabas la mano mientras caminaba juntando mi escaso equilibrio por esa pequeña pared que separaba los jardines de la acera. Al bajar, las hojas comenzaban su sinfonía de trizas. Y tus ojos dulces eran tan dulces como los de cualquiera que ame de verdad. Podrías ser él, pero nunca lo serás. Tu recuerdo no importará más que los de las hojas, porque al parecer, sólo los recuerdos que nos hacen llorar nos interesan lo suficiente para escribirlos…y sigo hablando de él aunque no me roba las lágrimas como hace 10 años (o debería decir 12). Sigo hablando de él en un café de aroma intenso. Sigo explicando por qué no está, dónde está y con quién hace el amor. Como si pudiera explicarlo. Qué ilusa, no pude antes, menos ahora, que nuestras vidas han divergido tanto, como siempre lo pronosticó.

“No busques a alguien para que te haga feliz, sino para que comparta contigo la felicidad que has alcanzado”. Aunque lo repita mil veces no podré compartirlo, porque dista tanto de mí. Ser feliz es construir, y si lo haces solo, estás solo. Si alguien llega, se desarma el puzle, porque no encaja. Si construyen juntos, los dos caben, ajustes impecables, o aceptables. La duración de esa felicidad depende de eso…Si cada uno trae su felicidad, no se pueden sumar, porque son distintas…si cada uno tiene su felicidad siguen estando solos…o tal vez sí sean aditivas, tal vez el secreto sea tener una felicidad y media, media nuestra y una mía…

¿Y si fueras tú? Si fueras tú quien me roba un beso en el pasillo de un pequeño supermercado, si fueras tú quien recorre mis piernas por debajo del vestido. Si fueras tú quien vuelve en un avión olvidado. Me cuesta incluso llamarte tú, acostumbrada más al ÉL. Lo inalcanzable no puede siquiera tener un pronombre, aunque sí mucha imaginación, porque todo aquí es 90% imaginación y 10% recuerdo, y no es por mala memoria, es por escases de momentos juntos. Vuelve a sonar Cálido y frío, en otro frío dentro de un cálido auto compartido con gente que no quiere compartir. Ese amor en contracorriente, dice, mientras vuelvo a recorrer las heladas calles de San Carlos buscándote, cada año con más neblina y menor nitidez. Vuelvo a decir las palabras necias que nos alejaron poco a poco, casi sin darme cuenta. Porque las guindas de las tortas son sorpresivas, y el rojo nos duele en medio de tanta crema blanca.


Amanda

4 comentarios:

Narvandi dijo...

Ando tan en otra que solo le mando un Beso a Amanda e intento entenderla.

Carita de Gato dijo...

vive de un recuerdo de algo que sucedió hace 12 años o lo mal entiendo?? ojalá no sea así,sino necesita urgente un siquiatra,pobrecita

GuAmBrA LoCo dijo...

simplemente hermoso... la tristeza deja un halo de belleza en este texto, belleza que se transmite tan bien en los sentimientos de Amanda...

un beso..

~Alma~ dijo...

Hola! Encontré este blog hace un rato... Wn, de haber visto esto antes, mi vida tomaría otro rumbo. Les agardesco de corazón por la existencia de esto. Muchas cosas escritas aquí me llegaron de lleno. Yo soy una ex atormentada, hace poco retomé el contacto con la madre de mi ex. A ella yo la quiero muchísimo y vice versa. Pero también está el tema de que mi ex ahora es padre de una niña y tengo demasiadas cosas en la cabeza.

Por inspiración de ustedes me atreví a hacerme un blog. A contar mi historia, que es una más en el mundo, pero no deja ser ser diferente y a la vez tan igual a otras.

Seguré visitando este blog.

Ojalá puedan pasar al mío!

:D Alma (la gata chuñenta).

 
Template by suckmylolly.com : header image font "Beauties by Bill Ward"