lunes, 30 de noviembre de 2009

El truco más viejo de la historia

Había olvidado por completo que el hecho de estar soltera es entendido como que estás "disponible"... Tanto tiempo enredada en líos amorosos que ya había abandonado las búsquedas románticas, dedicada a disfrutar a concho mi soltería, mi propia compañía, mi yo solitario, sin agregados, la manifestación de mi voluntad que me decía "sal a bailar, ríete fuerte, abraza a todo el mundo si quieres, habla con desconocidos si te provocan confianza, y ese tatuaje que hace rato te querías hacer?", porque, admitámoslo, estar en pareja coarta un poco y hay decisiones para las que inevitablemente tienes que preguntar...

Bueno, en eso estaba cuando un viejo amigo de la adolescencia, J*, vino a recordarme esa OTRA parte de la soltería.

Cuando conocí a J éramos los dos un par de críos que jugaban a coquetear, pero cuando llegó el momento de la verdad y nos dimos el primer beso, noté que en realidad no me gustaba, sus besos me sabían a absolutamente nada... simplemente no era para mí. Claro, cuando me lo fui a topar años después no me acordé inmediatamente de eso, estaba demasiado feliz de pillar a alguien conocido y esquivar a un par de maleantes que le habían echado el ojo a mis pocas pertenencias...


-J!
-L... Liss? ¿Eres tú?
-Pero claro que sí, ¿quien sino?... jajaja... Qué rico veeerte!
-Créeme que el contento soy yo, qué cambiada estás mujer!
-Ni tanto... por que lo dices?
-Es que creciste... y vaya que creciste bien
-Hormonas y herencia, le dicen
-Bendita tu madre por haberte tenido...
-Perdón???
-Disculpa, es que es raro que justo la mijita rica que estás mirando te salude y resulte ser amiga tuya...


Y así empezó todo, yo solamente me reía con sus salidas jotescas, completamente exageradas según mi punto de vista, pero que al final del día agradecía porque me levantaban el ánimo y me hacían reír. El J me divertía con sus clases sobre cómo jotean los hombres, me contaba sus estrategias de seducción y luego, descaradamente, las ponía en practica conmigo, incrédulo ante mi convicción de no querer más que amistades por la vida y mi completo hastío de cualquier otro tipo de relación.

Al poco andar, las insinuaciones se volvieron cada vez mas directas y yo, pese a que me divertía con sus relatos de aventuras sentisexuales, me empecé a hartar de que no entendiera que ni 'amigos de cacha' íbamos a ser, mucho menos con la decepcionante experiencia de nuestro pasado. Finalmente debió rendirse porque dejé de recibir sus llamados en la madrugada diciéndome como me quería encontrar cuando me pasara a buscar en una hora, diciendo: "Si yo también me voy a arreglar para salir con la tremenda mina que eres tú".

Luego me enteré que una ex lo engañó con la de "sin condón, total tomo pastillas" y lo convirtió en papito corazón. No pudo dejar de darme risa que él, el más macho, el que se las sabía todas y el pierdeteuna, cayera con el cuento más viejo de la humanidad. Tal como me decía por entonces mi instinto, lo que pasa es que algunos son pura boca... y ni aun así saben besar.

Liss


* J por jote, obvio.

5 comentarios:

LaVieEnRose dijo...

una pregunta, joteo es histeriqueo? es provocar todo el tiempo haciendose los desentendidos? perdon mi ignorancia, es q estoy del otro lado de los andes jaja
besos chicas!

Narvandi dijo...

jajajajaja.

Los jotes son los peores de la tierra, claro en un principio alagan, pero después, molestan.

Muy entretenido.

baccio.

Alejandra dijo...

El jote, como todo animal carroñero, vuela en circulos alrededor de su presa, para luego de un rato terminar comiéndosela, si tiene éxito.
El joteo en resumidas cuentas es el cortejo descarado, la mayoría de las veces, molesto.

Kathy*... La Famosa Golpeadora de Hombres dijo...

Ja...

Pobrecito ¿no?...

Quiltro dijo...

"lo que pasa es que algunos son pura boca... y ni aun así saben besar."

excelente...

una gran frase

 
Template by suckmylolly.com : header image font "Beauties by Bill Ward"