domingo, 19 de octubre de 2008

El otro fantasma: La novia de mi ex

No sé por qué una tiene tanta obsesión con la otra. Seré por que derrepente pensamos que ella es lo que nos faltó a nosotras o porque creemos que está en un lugar que tú deberías estar ocupando. El caso es que a mí nunca me había pasado eso de querer saber quién era ella, necesitar enterarme de sus razones, sus supuestas virtudes. Es bonita? Más que yo? Posiblemente pero ese no era el caso, nunca lo es.

Ahora yo eso lo tengo claro: nunca importa que una o la otra sea más linda, más virtuosa, sonría más, lo comprenda más o whatever. Y aquí va la clave chicas: en estas cosas rudas del amor nada esta ganado, ese click o atracción entre las personas no es siempre el mismo y las razones por las cuales la gente se une varían infinidad de veces. Nada está dicho, ella podrá tener mil verrugas y tú las pechugas de Pamela Anderson y el palurdo podría escogerla a ella de todos modos, dejándote a ti con tus escotes face-melting y tus vestidos lindos, toda arreglada y alborotada en un rincón oscuro de la fiesta. O sea, que la otra sea linda en verdad no importaba, pero hace un tiempo yo no podía dejar de pensar en eso.

Y como ya casi no podía dormir, la angustia me comía la guata y el pecho me apretaba ,tenía que hacer algo más que pasármela frente al pc escribiendo mis tribulaciones. Así toda empijamada con pantalones de rayitas rosas y un tomate en la cabeza, intenté averiguar de qué trata esto de la chica mas bella del mundo, que él había escogido, que me rondaba el pasado aún, aquella con la que yo no podía competir. Pero por qué? por qué? por qué??

Para saber precisamente "por qué" fui casi corriendo hasta la esquina de su casa. Era una zona vecinal muy agradable asi que no había gente en la calle a esas horas de la madrugada, y como de pronto mi curiosidad, o mi angustia por buscar respuesta, fue más poderosa que ninguna otra cosa, me convertí en escaladora de árboles. Ahí la vi: sentada en el living leyendo una revista (encima soy muy ciega asi que jamas lograría averiguar qué leía exactamente). Comía papas fritas, tambien llevaba un tomate en la cabeza y tenía bonito perfil. Así sentada con cero arreglo se veía mejor que aquellas veces en fiestas donde usaba muchísimo maquillaje. Quise ser ella por un tiempo - el hecho de que su familia tuviera mucha plata y fuera una nena consentida tambiçen ayudaba a querer estar en su lugar - y pensé que en otro tiempo hasta habríamos podido ser amigas (Ja!). Y en esas divagaciones estaba cuando una rama se soltó y me fui literalmente a la cresta. Ya que estaba consciente de mi caso extremo, de que posiblemente terminaría en carabineros por stalker (patética stalker en todo caso), me aferré lo más posible a mi árbol para que mi descenso fuera piola, aprete los dientes para no gritar del susto y terminé toda raspada, de pies a cabeza. (Luego inventé que había sido un gato, que me caí de la bici, pero obvio, nadie me creyó mucho).

Después de la caída la angustia no se me pasó. Seguí cual enfermita pensando en lo mismo una y otra vez, hasta que terminé en el diván de un sicoanalista explicando por qué sentía que ella era mi otro yo, o viceversa. La angustia, esa vez, no se fue con la terapia ni con chupísticas olimpicas o salidas al cine, sino que desapareció por un rato cuando entró en la escena otro clavo. Quizás no desapareció sino que se movilizó a otro objeto de deseo, con la falsa sensación de que había arreglado las cosas, que estaba en paz.


Moraleja: Si vas a subir a un árbol a espiar a la mina de tu ex, ponte ropa acolchada. Si te pillan, simula esquinozofrenia temporal.

Isa, o deeply disturbed girl.

6 comentarios:

Karenvon dijo...

Jjajajaj que buena historia... yo en este minuto soy la novia de la ex de otra persona y me emputece que lea mi blog o que trate una y otra vez de re conquistarlo...yo cuando fui ex nunca fui así odiaba intensamente no más....JA! y derrepente me psicopateaba al tipo un rato para saber que era de su vida (pero obviamente sin que él lo supiera...pero de puro sapaaa, sin estar ni ahí con él ni nada era algo así como decir a ver qué tan bien te va sin mi.... EOGENTRISMO PURO)....JA!

... pero yo la otra vez me pillé en la de preguntarme cómo era la ex, si yo era más bonita que ella, etc...y en realidad es patético cuando uno se da cuenta de lo que hace...jamás me subí a un árbol pero me sentí igual de patética por andar tratando de escarbar en el pasado...

Saludos!

Karenvon dijo...

Debía decir soy la novia del ex de otra persona... en fin se entiende... yo pololeo con el ex pololo de otra

Agos dijo...

qué blog más genial mujer! estoy en ese lugar en este preciso momento, mi ex tiene su chica ya y bueno me ví sumergida en ese tipo de situaciones un par de veces.. la verdad que me da vergüenza reconocerlo pero lo hago totalmente inconsciente!
no llegué a colgarme de un árbol pero he hecho un par de boludeces.. está bueno dsp reirse de esas cosass! jaja
voy a seguir lyendo! Besos

Veronica dijo...

jajajaj buenismo el consejo final...lo tendre a mano...jajaj

besos

Veronica dijo...

te deje algo en mi blog beso

Nächtlich dijo...

uy!!
espero no llegar a subirme alos árboles, pero sí me pelé mil cables mirando fotos y blogs, hasta que descubrí que me hacía más daño a mí que a ellos... ahora, trato de olvidarlo, de no pensar en otra, de no imaginarme siquiera "qué sería si..."

Gracias por el concejo en todo caso ;)

 
Template by suckmylolly.com : header image font "Beauties by Bill Ward"