miércoles, 6 de agosto de 2008

El Innombrable

Siempre espero encontrarme con el Ex en alguna parte. He perdido largas horas imaginando situaciones hipotéticas para ese encuentro.

A veces lo imagino estando él solo y yo con mi flamante nuevo novio. Ver el rostro del Ex rojo de rabia y de celos. Que no pueda despegarme los ojos de encima.

Otras, me gustaría encontrar a su novia nueva (con la que me engañó) en actitudes sospechosas con otro hombre. O a él mismo con otra mujer. Verlo y que mi sonrisa cubra mi rostro, sabiendo que la venganza al fin ha tocado mi puerta.

Quiero restregarle en su cara que sin él soy feliz, soy libre, soy una mujer nueva y liberada. Hacer que se sienta la peor escoria del planeta por haberme dejado ir, por haberme tratado como lo hizo. Hacer que se arrepienta y sufra todos los días por el resto de su maldita vida. Pero nunca pasa nada.

No lo veo hace varios meses ya y las únicas noticias interesantes que he tenido son las nuevas adiciones a la larga lista de mujeres con las que me engañó. Mal.

Y ya que no lo veo, muchas veces me he encontrado escribiéndole correos incendiarios, en donde le digo que de verdad creo que todo lo malo que pasó entre nosotros es su culpa. Que yo jamás le mentí, ni lo engañé. Que aguanté su nula capacidad de sociabilizar y dejé de salir por casi tres años. Y lo peor ocurre cuando empiezo a hablar del sexo (casi inexistente) entre los dos.

Tengo ganas de publicar a los cuatro vientos que la sola idea de follar con él me repelía tanto que las pocas veces que nos acostamos siempre terminé llorando, porque quería estar en cualquier lugar menos ahí. Que por su culpa pasé años convenciéndome que el sexo no era importante, que la gente le daba mucha importancia, que lo de verdad importante era la trascendencia del amor entre dos personas. Que luego de que definitivamente terminamos pasaron meses, MESES, antes de que la idea de que otro hombre me tocara no me causara angustia y pánico. Me sentía como la víctima de una violación que se repitió muchas veces. Y lo que me da aún más rabia es pensar que con ese monstruo ególatra y antisocial perdí mi virginidad.

Y siempre termino preguntándome lo mismo: ¿cómo aguanté tanto? ¿Cómo pude justificar sus engaños una y otra vez? ¿Cómo permití que me usara una y otra y otra vez hasta el cansancio?

Lo bueno es que he llegado a varias conclusiones:

Lo que sentía por él no era amor, sino dependencia. Como el alcohólico depende de su botella, yo dependía de él.

No hay mal que por bien no venga. Ahora parezco una adolescente en plena revolución hormonal, queriendo acostarme con mi pololo a toda hora y en todo lugar. Quién lo diría, luego de que el Ex me tenía convencida de que yo era frígida.

El Ex me ha dado buenos motivos para canalizar mi ira escribiendo, lo que ha tenido buenos frutos en mi escritura (espero).

Sin embargo, el saber que está feliz, que desde que terminamos lo ha sido aún más, me llena de furia y de peticiones de Justicia Divina. ¿Por qué tuve que seguirlo pasando mal tanto tiempo y el Ex lo ha estado pasando tan bien? Ni siquiera me voy a meter a hacer comentarios sobre cómo tuve que convertirlo en persona relativamente decente, al menos no ahora.

Rabia. Pura rabia me inunda cuando pienso en el Ex. Por eso, nunca voy a volver a perdonar a nadie.

Atentamente,
La Rabiosa

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajajajaaa! creí que era la única que me imaginaba que le caía un piano sobre la cabeza a mi ex, o cosas así...
Fe, que la justicia tarda pero llega ;)

Blonda dijo...

Hola! Nobleza obliga pasé por tu blog, y en base a este post te digo que es cierto que tu ex potenció tu escritura.Auque no sepa como escribías antes,al menos ahora lo hacés muy bien.
Y eso de no perdonar a nadie nunca mas...deberías repensarlo.Lo mejor es poder perdonar y olvidar para seguir más libre por la vida y no andar cargando a los otros con las heridas que nos dejó el pasado.

Un beso!

Berenizz dijo...

Ay no, que desgraciada hijo de puta, dame el mail que le mando una bomba!

No te preocupes, siempre vuelven arrastrandose, llorando y pidiendo perdon, siempre... y ahi te vas a dar el gusto de mandarlo al carajo al sinverguenza.

Agh, me hizo hervir la sangre tu post! si hay algo que me sobra son ex's, maldita especie.

Me voy, muy identificada

Saludos!

 
Template by suckmylolly.com : header image font "Beauties by Bill Ward"