lunes, 10 de agosto de 2009

¡No me estoy haciendo la difícil!

Hay mujeres a quienes les gusta hacerse las difíciles. No digo que sea bueno ni malo, sólo es. De hecho, creo que guardando ciertos límites, puede ser interesante. Ser un poco más “hard to get”, verlos esforzarse más, y alargar un poquito más el proceso de conquista, las mariposas en el estómago y la seducción. A veces, ellos también valoran más algo que no les resultó tan fácil. Pero si bien la aventura de la conquista puede ser muy agradable, la verdadera aventura casi siempre comienza con la relación, cuando enfrentas una serie de nuevos retos y desafíos, que van más allá de que la pareja tenga química y se gusten.

Sin embargo, generalmente en el juego de ser difícil siempre hay señales –a veces sutiles, a veces no tanto- de que lo que tiene que pasar, VA A PASAR, sólo que lo estás haciendo esperar un poco. Siempre hay algo de coqueteo, sonrisitas cómplices, una que otra frase juguetona, algo para que entienda que eres difícil, no imposible. Cuando esto no está presente, no te estás haciendo la difícil, simplemente no estás interesada.

Antes de concentrarme en este último punto, quisiera explicar algo. Hay mujeres (quizás hombres también, pero hasta ahora no me ha tocado ver a ninguno) que siempre mantienen el jueguito de la seducción, aunque nunca vaya a pasar nada. Una cosa es ser coqueta, y otra dar señales de que podría haber algo donde nunca lo habrá. Las féminas que hacen esto, generalmente lo hacen porque les gusta la atención masculina y sentir que tienen a todos los hombres que las rodean interesados en ellas. Casi siempre son odiadas por sus congéneres por lo mismo. Porque en su afán de sentirse el centro de la atención, ilusionan a algunos hombres a quienes nunca les darán la oportunidad. Otras, con tal de mantener la atención que alguna vez tuvieron, son capaces de convertirse en “amigas aguja” cuando su “amigo” tiene novia. Cuando hablo de “hacerse la difícil pero dar señales de que en algún momento pasará algo” excluyo a este tipo de mujeres. Ellas no lo hacen por ampliar el momento de la seducción, tienen otros motivos. Y si usted es enamoradizo y se encandila fácilmente con el coqueteo, preste atención cuando las vea y aléjese, porque lo más seguro es que de aquí salga con saldo negativo.

Volviendo al tema inicial, yo me considero demasiado evidente cuando me gusta alguien como para hacerme la difícil. Quizás soy fácil o simplemente soy muy transparente. Pero es como que a algunas nos ocurre que toda la objetividad se nos esfuma cuando nos gusta alguien. No nos damos cuenta que él nos está coqueteando porque “no puede ser que se haya fijado en mí” y no somos capaces de aplicar ninguna “estrategia”. Es como que somos espontáneas porque en realidad no nos queda otra.

Pero cuando el sujeto No nos gusta, la gran mayoría siempre SABEMOS cuando éste está interesado en nosotras. En serio chicos, con algunas excepciones, la mayoría son bastante evidentes. A las chicas a quienes les gusta la atención masculina a las que me referí hace un par de párrafos puede que esto no les incomode. Pero a otras sí. Ver a alguien interesado en ti –a veces en serio, otras por pura calentura- cuando a ti no te interesa es una lata. Porque si el tipo te expresa lo que sientes, es más simple, le dices “yo no estoy interesada” y punto. Pero esto rara vez ocurre. Hay que tratar de darle a entender que no pasará nada de otro modo y si esto no resulta lavarte las manos y decir “OK, si yo no le he dado motivos para ilusionarse, no es mi problema”. Tampoco puedes llegar y confrontarlo así como así, porque si es orgulloso, lo negará, no importa que tan obvio haya sido, y puede que tú quedes como la loca o la egocéntrica.

Por lo menos yo, cuando digo que NO, es NO. Nada de “dime que no pero en realidad dime que sí”. Como dije, lo de hacerse la difícil, a muchas no nos va porque no nos interesa o simplemente no nos resulta, y las que sí lo hacen, siempre buscan alguna forma (para estas cosas siempre sabemos como arreglárnoslas) de dejar en claro que en realidad sólo están haciendo esperar al galán de turno, pero que no es un “no” definitivo. Por eso me molesta el tipo que no entiende un no firme y claro cuando se lo dan. Recuerdo a un tipo que sin importar lo cortante que fueran con él, o lo directa que fuera la mujer en decir “deja de molestarme, tengo novio”, insistía de todos modos. Claro, era una patética excusa de hombre, de ésos que dejan mal al género, pero desafortunadamente hay otros como él. Era capaz de jotear a la novia del amigo sin problemas, o esperar a que su propia novia saliera de una fiesta para lanzarse cual ave de rapiña sobre alguna incauta desprevenida (que casi siempre lo rechazaba).

Cuando le dio conmigo, primero fui cortante con él, porque me desagradaba y no tenía intenciones de ser suave. Y me consta que dije cosas que hirieron su orgullo. Pero no fue suficiente. Insistió igual. Después de eso decidí que en realidad no valía la pena preocuparme y superé mi compasión inicial (algo así como un “qué lata que pierda el tiempo conmigo si en realidad no le voy a dar bola”) y recordando su historia (otras fueron cortantes antes que yo) entendí que esto no iba a funcionar.

Dejé que me piropeara por MSN y que perdiera el tiempo creyendo que quizás yo sí iba a caer. No lo alenté, pero tampoco lo rechacé más. En serio, ¡ya hice eso hasta el cansancio y no funcionó! Incluso una vez después de que lo rechacé por enésima vez tuvo el descaro de decirme “pero si todo es broma, en realidad no estoy interesado en ti”, como si una fuera tonta. Tuvo que hacerse la idea de que no estaba interesada en él cuando en una fiesta se me tiró encima y yo le corrí la cara. Después de eso, no insistió más, asumo que entonces se sintió realmente humillado. No estoy orgullosa de que el asunto haya llegado a eso, pero todo se podría haber ahorrado si hubiese captado que el no inicial, era un no definitivo y que yo no estaba dándole ninguna señal confusa, de hecho, fui bastante directa en rechazarlo y hasta pesada hasta que me aburrí y decidí dejar que hiciera lo que quisiera (claramente no lo importante). Bloquearlo de msn tampoco habría funcionado porque es parte de uno de mis círculos de amigos, me lo habría topado de todos modos y tampoco quería que anduviera pelando (si hasta me lo imagino diciendo "la loca esa cree que la joteo, ¿por qué me persiguen las minas locas?"). Por el incidente de la fiesta sabía que no me iba a pelar, ya que se sintió humillado. No, ahora se iba a quedar calladito, calladito.

Conclusión: todo sería más fácil (no sólo para ellos, para una también) si captaran que el no es no. Sé que hay un estereotipo de mujeres que no saben lo que quieren y que dicen una cosa pero quieren decir otra. Pero son fáciles de reconocer, y si te conocen y se dan cuenta que no eres así, entonces entiéndalo, aquí no hay mensajes ocultos, es un “no” de verdad. Si no hay coqueteo, entonces tampoco me estoy haciendo la difícil, además, a no todas las mujeres nos va ese juego. Facilitémosle la vida a todos y entendamos que no siempre hay indirectas y mensajes ocultos, a veces una simplemente está diciendo exactamente lo que quiere decir.

Faye

11 comentarios:

Quiltro dijo...

Ojalá fuera tan fácil como entender las señales del tránsito, pero las mujeres muchas veces ni siquiera saben dar señales.
Por suerte sé cuando no hay interés porque calculo mis movimientos, cuidadosamente.
No quiere decir esto que todo lo que hago me resulte, sino que hago y compruebo y saco mis conclusiones. Pero a veces las mujeres creen ser claras, y la verdad es que quizás lo sean pero tienen un serio problema para externalizar sus ideas.
Y si existen los hombres que coquetean en demasía, pero sin avanzar mucho. Los famosos calienta sopas. Personas como esas hacen que uno nunca entienda las verdaderas intenciones de la gente.
Saludos!

Mely dijo...

Yo siempre he dicho lo que los hombres odian: "es que te prefiero como amigo". Y no es con mala intención ni nada, lo digo de verdad. Quizás debiera responder: "Me caes la raja, pero no me calentái" XD

Igual fome el compadre del que hablabas al final. ¡¡Cómo no se daba cuenta!! Es cierto, a veces una piensa que habló claro cuando, en realidad, puede que no fuera tan así, pero ese pobre weon merecía un cachuchazo.

Saludos! =)

Nicola dijo...

Hasta ahora no conozco hombre que no haya babeado por una calienta sopa XD Aunque ya se le haya advertido (incluso con años de anticipación) o aunque vea que mientras se lo jotea se agarra a su mejor amigo... en fin...
Con respecto al escrito sobre los jotes que no entienden un NO, definitivamente NO! recordé un par de nombres jajajaja

una Nadia dijo...

Jajaja... muy identificada con tu post.
Son una raza aparte, los jotes, recuerdo que años atrás tuve un amigo que para subirme el ánimo se hacía el jote, y cuando yo le decía que perdía su tiempo me decía "eso dices ahora...", lo que siempre me causó mucha gracia.

Pero jotes pesados... ah no, si se me acerca uno le pongo cara de asco! Nada peor que un hombre rastrero y para nada confiable, pues tal como dices tú no respetan ni a su madre.

Saludos!

La Ex dijo...

Querido Quiltro, bueno, no puedo menos que reconocer que tienes razón. Más de alguna vez se me ha acercado un amigo para preguntarme si creo que tiene onda con X niña, y en realidad a veces no sé que responder. Hay (habemos) minas que son (somos) bien confusas.
Yo siempre he creído que no soy una de ellas, que soy evidente cual adolescente quinceañera, jajaja, pero de repente habría que preguntarle a otro para tener la confirmación.
El tema es que cuando dices casi palabra por palabra: "no, no me interesa, no me gustas" es fome que sigan insistiendo, si una es cambiante, pero no tanto.

Mely: re simple, no es que el weón no se haya dado cuenta que lo estaba mandando a la xuxa, es que su nivel de ego es tan grande que debe haber pensado que eventualmente iba a caer igual. Por eso la "humillación" funcionó tan bien y no molestó más, fue un golpe a su ego, así que hasta ahí no más llegaron los joteos.

Nicola: para qué andamos con cosas, creo que este post está inspirado en gente a la que tú y yo conocemos XD

Carlitox dijo...

Primero que todo.

El que seas transparente no quiere decir que seas fácil o por lo menos no es incluyente.

Es más, si eres transparente y al mismo tiempo te quieres hacer un poco la difícil (sólo un poco por favor) tiene cierta gracia, es como un juego.
Te explico, si uno como hombre ve que la fémina en cuestión es evidente pero quiere que te esfurces, lo harás con más energía y arriesgarás más, total al final conoces el resultado.

En cuanto a la "calienta sopa" por alguna razón me encantan estas minas, pero obviamente no me gustaría ser una de sus víctimas. En el fondo sé que son despreciables para el resto, pero me gusta compartir con ellas. El único pero es cuando se transforman en la "aguja" y no respetan tu relación con otra persona.

Carlitox dijo...

Me faltó algo:

El que ustedes crean ser evidentes cual quinceañera NO implica necesariamente que nosotros nos demos cuentas.
(algunos tenemos los sentidos lentos)

Natilla_Adhara dijo...

Carlitox, toda la razón! creo que si una es lo más clara posible (al parecer la claridad es relativa), pero se hace un poco la difícil, no le da todo al galán altiro pero lo hace esperar un poco, puede ser un juego muy interesante para ambos. Pero tienes razón, todo está, como siempre, en el equilibro, mujer demasiado difícil se entiende como imposible.

Y bueno, mi experiencia personal sobre ser como quinceañera es que el día que mi novio y yo nos conocimos TODOS se dieron cuenta que yo a él le gustaba, todos menos yo. El fue inteligente e hizo algo para saber si yo estaba interesada en él, y como caí redondita, supo que se la podía jugar. Yo ni siquiera me enteré hasta después, conversando con él, que me dijo "si me fui a ese rincón a mirar el horizonte sólo para ver si tú me seguías". Y yo "ahhhh, en serio????". O sea, LOOSER! XD

Moro dijo...

hahaha Naty!! si, cuando reconociste ser transparente altiro pensé en el comienzo de tu romance XD fue muy gracioso cuando el me contó su versión XD PAVA!
Necesitamos junta flannerys! pero no voy a existir hasta despues del 22 con esto del musical :(

saludines!

Moro.-

p.d: anda a verlo po ;) musicaluc.cl

Tirity dijo...

No se si serán mis eternos rollos de autoestima o de grasa extra los que me hacen bien gila al momento de ser joteada...

Me he rodeado de amigos hombres toda la vida y cuando alguno me busca para "algo mas" me imagino que me está bromeando y generalmente bromeo de vuelta en un tono bastante fuerte y sugerente (pero es en broma!!)

Y despues soy yo la mala porque ando rechazando al pobre tipo despues de haber dicho casi que bueno...

A veces en este juego de decirse estupideces subidas de tono cae algun incauto (deseado, obvio) y no se dio ni cuenta... :P

Yo creo que por eso una vez pololeando como que me desaparezco un poco del mundo... porque coqueteo como de broma, y la gente se lo toma en serio... Y eso a ningun novio/pololo le gusta...

Abrazos
Tity

Alejandra dijo...

No sé por qué me acordé de un jote que era el hijito del tío...
En una de esas es él, jajaja.

 
Template by suckmylolly.com : header image font "Beauties by Bill Ward"