martes, 18 de agosto de 2009

Vieja chica

Al revés de lo que le pasa al 90% de la población mundial, a mí no me gusta la etapa inicial de la relación de pareja. Ese tiempo en el cual una anda siempre como salida de la peluquería y el otro siempre anda con aliento fresco. No soy muy amiga de las mariposas en el estómago y definitivamente me carga tener que hacerme la linda frente a un hombre.


No es que no sirva, sencillamente no me gusta. No me gusta andar con la sonrisa en el rostro cada vez que lo veo, ni hacer miraditas, ni coquetear. No me gusta el juego de esperar a que el otro llame y cuando lo hace, hacerme la tonta y fingir como que su llamada era lo último que tenía en mente. No me gustan las presentaciones frente a los amigos y la familia, ni menos tener que buscar su aprobación. Toda esa etapa, que para la mayoría es la más "linda" y la que recuerdan con más cariño, para mí es un verdadero fastidio.


Me carga tener que ir develando de a poco que no soy una mina tan bacán, ni simpática, ni perfecta. Me carga ese puto juego de dame-que-doy donde la imagen perfecta del que está enfrente mío se va volviendo menos idealizada y más real. Me carga todo el proceso porque a mí me gusta exactamente eso: la realidad.


Me gusta cuando uno ya conoce las mañas del otro. Me gusta discutir porque dejaron la tapa del W.C levantada o restos de barba en el lavamanos. Me gusta llegar estilando a la casa después de un largo día y que me estén esperando con un chocolate caliente y tostadas con palta. Me gusta quedar tendida en la cama discutiendo cómo le vamos a poner a nuestro hijo o en qué colegio lo matricularemos. Me gusta esa cómoda y tranquila seguridad que te invade en las noches cuando despiertas de un mal sueño y tienes a la media naranja durmiendo a pata suelta a tu lado, diciéndote en silencio que todo lo malo ocurre allá afuera, no aquí dentro.


Me gustan las comidas familiares y las tallas que van y vienen. Me gusta pensar en un futuro en común y nada me hace más feliz que imaginarme en una casa, nuestra casa, rodeados de niños, juguetes, deudas y la más pura y simple felicidad, aquella que es tan mal mirada en este tiempo de mujeres profesionales, hombres inseguros y donde la regla es el one night stand y si te he visto, no me acuerdo.


Veo mi título profesional y veo la vida que llevo y lo único que pienso es en las ganas que tengo de compartirla con alguien más. Pero compartirla de verdad. Que me reten por lo despilfarradora que soy o porque se me olvidó pagar el gas. Acostarse el viernes y no moverse hasta el lunes. Hacer nudos de corbatas, pasearme por los dormitorios diciendo "Buenas noches, mi cielo, que sueñes con los angelitos" y si hay tiempo leer un cuento.


Soy una vieja chica o una chica enchapada a la antigua. Quiero matrimonio por la Iglesia (la fiesta no me podría importar menos) y antes de los 30 tener al menos un hijo. Quiero encontrar a alguien que se haya dado cuenta que la verdadera revolución es la normalidad.

Juana La Loca

Imagen: http://www.lochers.com

10 comentarios:

Palomis dijo...

Yo kiero roca en el dedo y bendiciones y todo eso.

Lo de los hijos no lo se, les tengo fobia a los niños, pero darte vueltas y abrazar a alguien y tener la absoluta seguridad de sentirte kerida, eso me gusta.

Un beso

Leon dijo...

OMG. Yo debo ser de los que van en extinción, porque mi vida apunta a eso. Cuando me pregunta qué es lo que quiero en la vida, respondo que mi meta es justamente todo lo que describes.

Y justamente mis amigos me dicen que no, que lo que necesito es huevear más, tener "amigas" pero nada serio. Y yo no puedo pensar así.

Y me carga, te juro que me carga a veces. Me siento aislado. Me gustaría tener esa libertad de mente y corazón para salir a una disco y atinar de buenas a primeras, tener una crazy night y luego olvidarme.

No sé si lo vea tan positivo, todo esto... los diferentes suelen ser los que se extinguen.

Aún así, no pienso cambiar.

Quiltro dijo...

"Quiero encontrar a alguien que se haya dado cuenta que la verdadera revolución es la normalidad."

no suena mucho a revolución ni tampoco a normalidad pero si te gusta y eres feliz bien por ti. y a los que le guste cualquier otra cosa bien por ellos. Primera vez que escucho una confesión así, se diferencia tanto a lo que yo busco que te juro que pienso que no existe. Por eso ahora que lo escribes se que hay alguien deseando todo lo que yo dejo botado. Son cosas de interés simplemente, pero cual es la decisión correcta, eso no creo saberlo y quizas no la haya. Tan sólo el mundo nos sienta bien de manera distinta a todos por eso admito que tu no estas loca aunque sea tu nick, ni que yo esté tan cuerdo. pero nadie tiene la razón
Saludos

Blogger Pechocho dijo...

Mientras no te guste la posición del misionero y bajo las frazadas, tooooooooodo está bien!

CUIDA TU ALIENTO dijo...

Casi todas las personas, en algún momento de su vida, sufren halitosis temporal o transitoria. Se manifiesta, en el mal aliento que se presenta al despertar en la mañana, por el consumo de alimentos, bebidas alcohólicas, cigarrillos, ciertos medicamentos, así como por resfriados, ayunos y dietas, entre otras causas. Más información en www.cuidatualiento.com

peligroso dijo...

Opinaría sobre el tema, pero creo que es de esas veces en las que mejor dar los thumbs up, sonreír y dejarlo así, tal como está, porque está precioso.

Suerte a ti no más, y que esa gente estúpida que sale corriendo de las relaciones cuando se ponen "aburridas", a través de infidelidad y esas cosas asquerosas, se mantenga alejada de tu historia amorosa.

- peligroso

Madie dijo...

Me siento absolutamente identificada con lo que escribiste, excepto que amo también la primera etapa de toda relación.
No puedo agregar nada más :D

JiMe dijo...

creo que tb soy una vieja chica entonces, porque quiero las mismas cosas que tu.
Cuando la gente me pregunta por mis sueños o metas por cumplir, yo les respondo que para mi el mayo sueño es ser madre y tener una familia feliz, y casi todos me dan la misma respuesta: estas loca? mejor proyectate como mujer, realízate, trabaja, cómprate un auto, viaja por el mundo, pero no saben que la parte que quiero realizar está guardada en algún rinconcito de mi útero...
Te entiendo completamente!!!

Bones dijo...

¿Porqué ocultar tu verdadera forma de ser al principio de la relación? Esos primeros meses no se tratan de conocer a la otra persona, no quiero sonar pesada ni nada por el estilo, yo soy como soy y si les gusta bien y si no mala cue'.
Amar es amar los defectos y virtudes de una persona y si no los muestras desde el comienzo la gente se dará cuenta que no eres honesta y la primera percepción es la que cuenta.
Con respecto a los sueños y metas de acuerdo total y absolutamente.

Robert dijo...

Me vi demasiado reflejado.... te querés casar conmigo ja?

 
Template by suckmylolly.com : header image font "Beauties by Bill Ward"