domingo, 30 de agosto de 2009

¡Yo lo/la vi primero!

Querido público, hoy nos es grato comentarles que tenemos una nueva colaboración de una de nuestras lectoras, Cándida, que nos envió la siguiente historia. ¡Disfrútenla y no olviden comentar!
Si tú también quieres tu rinconcito en La Ex, no dudes en escribirnos a soy.la.ex@gmail.com
___

Yo creo ser una persona generosa. Si a algún conocido le pasa algo bueno, me alegro de verdad, siempre comparto galletitas o el snack que tenga a mano por mucho que me guste, presté religiosamente todos mis apuntes cuando mi letra comenzó a ser legible y si alguien me pide algo prestado nunca se lo niego.

Por eso, nunca entendí la actitud del "yo lo vi primero", esa persona que se sentía con más derecho que otra para jotear sólo por haber declarado sus intenciones a medio Chile, joteos que por lo general siempre fracasaban, a pesar de la anticipación con la que se planeó el ataque, y que dejaban a otros mirando a la carnicería sólo por no "herir" sus putos sentimientos. Aunque estos sentimientos fueran tan duraderos como un golpeado de tequila. Es como el perro del hortelano: no come ni deja comer.

Mi primer acercamiento con este peculiar rasgo de egoísmo pasó entrando a la U, cuando, luego de ser literalmente repartida entre un grupo de amigos, resultó que terminé teniendo onda con uno que no había sido al que le habían dado permiso para jotear tranquilo (y al que ya se le había dicho que no). Las recriminaciones por el "yo la vi primero, y sabías que me gustaba" terminaron siendo una fuerte discusión... conmigo al frente. Al poco tiempo, supe que la que más había avivado la cueca con la supuesta traición había sido una ex andante del traidor, que ahora pololeaba con otro. Por lo visto, el "yo lo vi primero" no solo corría para los que buscaban pareja, sino también valía para los que ya la tenían.

Al tiempo después, y ya terminado el lío aquel, comenzamos a salir mucho con una amiga: Bastaba que un tipo sonriera bonito para que le empezara a escribir corazoncitos en sus cuadernos y a transformarse en una obsesión que era reemplazada al rato por otra. Así cada vez marcó territorio haciéndole la cruz a cualquiera futura polola o supuesta "enemiga de intereses". Las cosas se complicaron cuando pareció haber interés de uno de sus supuestos "amores" (si le podemos llamar así a encontrar rico a alguien) hacia mí. Inmediatamente comenzaron los "yo lo vi primero" y el tratar de hacerme sentir mierda por la evidente atracción de los dos. Siempre trataba de ponerme en evidencia para luego tirar el discurso: "mmm, parece que le gustas... pero cómo tan chueca hacia mí que estoy tanto tiempo soltera, búscate a otro". Yo lo había conocido antes, pero el que ella hubiera sido la primera en decir"lo encontré bueno" la hacía inmediata ganadora de su número exclusivo. Así, muchos posibles wannabe pasaron a la lista de archivados por la culpa que me generaba el coartar el excesivo campo de acción de la amiga acaparadora. Convídate uno, o por último, olvídate del que te gustó hace un par de años, por lo menos.

Así mismo, vi cómo el recurso de gritar a los cuatro vientos la intención de joteo fue parte de las peleas y webeos más grandes que he visto. Si hay algo que nunca falta, es el amigo que elige a sus anchas y deja con lo que queda al resto, alegando un supuesto derecho fundamentado escasamente en la mala suerte que debe romper, o el "ella me gusta de verdad" aunque ese gustar de verdad fuera compartido por otras veinte personas más.

Lo que más me llama la atención es que, al igual que lo que escribió Faye sobre los jotes, pareciera que la opinión del joteado no importara: él o ella se DEBEN rendir sola y exclusivamente a los encantos del que lo marcó frente a todos como su presa, y esto se mantiene aún si recibe un "no" rotundo. Estoy convencida de que el Agarra Aguirre sincero no debiera romper amistades o considerarse una deslealtad: el joteado elegirá, tal cual como los "enemigos" tuvieron la libertad de fijarse en la misma persona.

Y con los ex, parece que el asunto del Perro del Hortelano es el mismo. Siempre las que siguen son brujas, feas o maracas, en el caso de las mujeres, y unos pobres sacoweas, losers o pasteles en el caso de los hombres. Aún cuando los sentimientos se hayan acabado hace rato o se haya comenzado una nueva relación, queda a veces la sensación de que el otro te debe algo por haberte fijado en él antes, algo que lo obliga al celibato durante toda la vida. Como si la única razón de existir del pobre fuera haberse encontrado contigo.

Si ya no hay nada, yo prefiero que me olviden, que se tiren a minas lindas, que se enamoren hasta las patas y que me recuerden con cariño como parte del pasado. No me va el desear cagarle la vida a alguien por quedarse enganchado, para hacerme sentir especial y única. Que el weón encuentre a alguien con quien no tenga los problemas que tuvo conmigo, que no meta las patas de nuevo, que sean felices, que tenga varios hijos, plante un árbol y escriba un libro. Creo que es lo que menos le puedes desear a alguien que por algún momento te hizo feliz. Es también parte de olvidarlo: el desearle sinceramente lo mejor, lo más lejos de una, es el mayor síntoma de que estás recuperada.


La Cándida

9 comentarios:

Bones dijo...

jaja, creo que eso de "yo la/lo vi primero" responde cláramente a que somos animales de tomo y lomo, mi novio siempre me dice -el pasto del vecino siempre se ve más verde pero el de uno se puede pisar-.
Y con respecto a dejar ir a la persona que por años, meses o días te juró amor eterno o quizás fueron sólo horas... siempre será más difícil de lo que parece pero una vez superado el tema uno se da cuenta de que tanto llanterío, llamadas en estados deplorables, visitas a su departamento, etc. estuvieron de más.

Saludos.-

una Nadia dijo...

Terrible pero cierto.
Una vez tuve una amiga que 'veía primero' de a cinco prospectos a la vez. Todo un caso.
Saludos!

Quiltro dijo...

Creo que ni una mina vale poner en juego la amistad. Las minas vienen y van, los amigos quedan.

Tome el párrafo anterior y cámbielo de sexo. Es exactamente lo mismo.

Creo que si hay intersección entre los amigos, la competencia es penca, hay que tratar de evitar esas cosas.
Si no queda más remedio, yo prefiero salirme, y obvio que me gustaría que mi amigo pensara igual, pero no puedo obligarlo. Personalmente me amurro un tiempo, luego olvido y me quedo con el amigo, pero sigo creyendo que la amistad debe ir por sobre esas cosas.
Saludos, muy buen post.

Alejandra dijo...

Agrego algo a lo dicho por Quiltro: Cuando una amistad se "pierde" definitivamente por un mino, es porque esa amistad no tenía futuro o ya se venía rompiendo hace rato. Salvo casos como ser el patas negras del pololo u otras turbiedades, no veo el por qué quedar herido de por vida. Siempre tenemos la idea de que las amistades siempre se mantienen en un estado ideal y en verdad, como toda relacion humana tiene sus altos y bajos, a veces un amigo te hincha las pelotas y necesitas alejarte de él un tiempo, a veces una actitud de él duele y te amurras. Las buenas amistades se diferencian de las otras por la capacidad que tienen de reinventarse.

Yo perdí una amiga por un mino, y lo único que me demostró ese episodio, es que la amistad con ella valía callampa.

Tirity dijo...

Amé este post!!!
Sobretodo el ultimo párrafo...

Respecto a las amigas que "mean" chicos en cuestion... Mi grupo de amigas en la U era más práctico...
- A mi me gusta
- A mi tambien
- ¿Pescará a alguna de las dos?
- No se, ¿veamos si a alguna le resulta?
- Bueno... Pero sin enojarse...

Obviamente no atacabamos al mismo tiempo y nos absteníamos de jotear al tipo en cuestion estando la otra presente... Pero funcionaba bien... :D

Cuando claramente una de las dos tenía mas posibilidades se le dejaba el paso libre...

Pero si a una le gustó el tipo mucho antes y lleva harto tiempo trabajando al chico en cuestion (y solo sobre ESE chico), entonces el plato ese estaba reservado solo para ella...

Una vez yo llevaba mucho tiempo trabajandome a alguien... Y una de mis mejores amigas me confiesa que a ella tambien le gusta ese alguien... Y le dije, ok... Hagamos cara y sello... Y perdí... Me costó ene, pero fui super leal con mi amiga despues... No volví a jotear al chico en cuestion hasta que ella conoció a otro mucho tiempo despues...
Retomar un trabajo previo no es tan dificil tampoco

Abrazos
Tity

Mely dijo...

Hasta el momento no me he peleado con ninguna amiga por un tipo. Ahora bien, si él le gusta y a mí también, gana la que llame su atención. Una mala perdedora no puede ser una buena amiga.

Creo que una buena respuesta para el "Yo lo vi primero" sería un "¿Qué viste? ¿mis weas?" xD

Saludos, me encantó el post!

Palomis dijo...

Me gusto el post.

Con mi mejor amigo es "yo lo vi primero, pero si te coquetea a ti, dale no mas".
Nunca nos hemos enojado por un mino y espero que nunca sea asi.

Es una soberana estupidez querer marcar ha alguien si este tb tiene opcion y siempre es 50 y 50.

baccio

Madie dijo...

Destaco el último párrafo. Es excelente y es algo que algunos/as tienden a olvidar.

Un Mono dijo...

Los gringos usan la frase "call bids", similar a nuestro "marcao", pero no sólo para los puchos. Yo creo que si alguien "marca" a una posible presa es porque REALMENTE le tiene ganas, no por eliminar competencia. "Marcar" es útil, pero hay ciertas normas. No se puede marcar toda la cajetilla, sólo un cigarro.
Supongo que yo nunca he "marcado" a nadie. La sana competencia pule nuestras habilidades de cacería, ¿saben? Si se empieza a marcar indiscriminadamente, las próximas generaciones de jotes serán una raza débil. Piénsenlo.

 
Template by suckmylolly.com : header image font "Beauties by Bill Ward"